Traviatic

El Pueblo Mágico Tzintzuntzan fue la antigua capital del reino purépecha y aún mantiene su lengua, costumbres y tradiciones indígenas

Tzintzuntzan, Michoacán 10 de enero 2023. “Lugar de colibríes” es la traducción de Tzintzuntzan, un bello y singular Pueblo Mágico localizado sobre una planicie que domina el lago de Pátzcuaro en el Estado de Michoacán, donde descansan los restos de la antigua capital del reino purépecha, que invita a descubrir lo mejor de sus atractivos naturales, culturales e históricos.

Fue una de las capitales purépechas más importantes durante la época prehispánica, que vivió su esplendor en el Periodo Clásico, hacia el año 1,200 d.C., cuando se consolidó como un gran centro de gobierno, donde residía el Calzontzin (rey), ​obteniendo su nombramiento como Pueblo Mágico en 2012, gracias a toda su tradición, cultura, historia y arquitectura.

Hasta nuestros días mantiene su lengua, costumbres y tradiciones indígenas, desde la danza de Los Paloteros hasta el ritual de velación en el panteón el Día de Muertos, que tiene lugar el 1 de noviembre de cada año, cuando se prepara el altar de los Angelitos, dedicado a los niños fallecidos, un día después de la acostumbrada cacería de pato, la cual sirve para preparar los platillos dedicados a quienes que todavía disfrutan de la comida típica en el más allá.

Otras de sus conmemoraciones son: la Fiesta del Señor del Rescate, se celebra el 1 de febrero con la Danza de los Viejitos, bailes populares y fiesta, tal como comenzó a hacerlo Tata Vasco de Quiroga hace más de 400 años.

Hay que destacar que las y los habitantes de Tzinzunzan fabrican artesanías variadas, un motivo más para detenerse aquí de camino a Pátzcuaro, ya que se ha posicionado en el mapa turístico nacional como un imperdible.

UBICACIÓN

Se localiza al norte del estado, limitando con Quiroga al norte, al noroeste con Morelia, al este con Lagunillas, al suroeste con Huiramba, al sur con Pátzcuaro, y al oeste con Erongarícuaro​. Para llegar a este destino del hermoso estado de Michoacán, por carretera desde la CDMX, tomará aproximadamente cuatro horas y media.

ATRACTIVOS TURÍSTICOS

Hay que aprovechar al máximo el tiempo para conocer los principales atractivos del destino, como: la Zona Arqueológica Las Yácatas, la Isla de la Pacanda, y sus cinco templos que datan del siglo XIII, erigidos sobre una terraza de bloques de piedra, destacando el de la Soledad, y el de San Francisco, donde aún se conservan los árboles de olivo que plantó el propio obispo Don Vasco de Quiroga a mediados del siglo XVI. Este personaje definió en gran medida el perfil colonial de Morelia y sus alrededores.

Con la llegada de los primeros soldados españoles, Tzinzuntzan llegó a ser un centro urbano de entre 25,000 a 30,000 habitantes esparcidos en una planicie entre el lago y las dos montañas cercanas, todo en un área que ocupaba unos siete kilómetros cuadrados.

RECORRER SUS CALLES

Lo primero que se nota al visitar Tzintzuntzan es lo maravillosa y peculiar que es su arquitectura vernácula de casas de un piso, techos de teja y grandes alerones, por lo que recorrer sus calles apreciando sus construcciones es una experiencia en la que parece que el tiempo se ha detenido. Una recomendación es llevar zapatos cómodos para poder explorar mejor sus rincones.

EXPLORAR EL LAGO DE PÁTZCUARO

Entre las actividades más sugeridas se encuentra la vista al Lago de Pátzcuaro, que se ubica en sus orillas, aventurándose a explorar lo mejor de este cuerpo de agua desde el muelle de Ucazanaztacua, haciendo escalas en los pueblos aledaños, como Santa Fe de la Laguna y las islas Tecuena, Yunuén y Pacanda, y no dejar de conocer Ihuatzio, un sitio arqueológico sobre el lago, entre Tzintzuntzan y Pátzcuaro.

CONOCER EL EXCONVENTO DE SANTA ANA

Una de las edificaciones más importantes del Pueblo Mágico es el Exconvento de Santa Ana, el cual no sólo es una joya arquitectónica, es también histórica, pues fue fundado por Vasco de Quiroga, donde se celebró la primera misa en Michoacán. Este conjunto religioso está conformado por un jardín donde se pueden apreciar 33 olivos centenarios que visten al templo, y el Museo Comunitario Tzintzuntzan, con una interesante muestra de la historia de la región.

DESCUBRIR LAS YÁCATAS

Viajar al esplendoroso pasado prehispánico de la región en el sitio arqueológico las Yácatas, que son los vestigios de un centro ceremonial con una cultura que desde el siglo XII dominaba estas tierras.

Durante este recorrido se pueden apreciar sus cinco imponentes construcciones, desde un área que ofrece la mejor vista del lugar, ideal para tomar fotos panorámicas en este punto.

Se complementa la visita en el museo de la zona arqueológica, que exhibe piezas encontradas en las excavaciones: vasijas de barro, herramientas de obsidiana, ornamentos de metal y piedras semipreciosas.

ADQUIRIR UNA DE LAS ARTESANÍAS DE LA REGIÓN

La mejor manera de recordar la visita a Tzintzuntzan es adquirir una de las hermosas piezas que elaboran los artesanos de la localidad, aquí son particularmente famosas las típicas vajillas de cerámica con motivos de pescados o de cerámica verde vidriada.

LO MEJOR DE SU GASTRONOMÍA

Para los amantes del buen comer, este es el lugar indicado para degustar platillos deliciosos, pues su gastronomía es basta y amplia, destacando los charales, la carpa, lobina, tilapia, y el “pescado blanco”, productos típicos del Lago de Pátzcuaro, que hay que degustar en churipo. También se puede pedir un posuti o unas carnitas; y como bebida el atole local.

CRISTOS DE PASTA DE CAÑA RESGUARDADOS EN ALGUNOS HOGARES

Otra tradición que hay que vivir es la visita de los Espías a los Cristos: el Miércoles Santo los romanos (espías) recorren a caballo el pueblo buscando imágenes de pasta de caña de maíz antiguas, mismas que algunas familias custodian y los sacan de sus altares para la procesión durante Semana Santa. En el transcurso del año se pueden visitar en las casas que los resguardan, pues algunas de ellas abren sus puertas al público todo el año.

https://michoacan.travel/